miércoles, 7 de marzo de 2012

Tucacas

Siempre he pensado que en España les ponemos a los negocios el primer nombre que se nos pasa por la cabeza.

Hace no mucho, volviendo en coche a mi casa, me paré en un semáforo, como dictan las normas, y al girar la cabeza hacia la izquierda, vi lo siguiente:




Pensativo, conduje hasta casa preguntándome por qué alguien habría considerado una buena idea llamar "Tucacas" a una papelería-librería.

"Tucacas" se puede traducir de inmediato por "Tuculo", y ese no parece el tipo de nombre que uno le querría poner a su negocio.

A nadie le gusta que la gente vaya a "Tuculo" a comprar nada, como es normal, y tampoco parece la respuesta adecuada cuando te pregunten que dónde has comprado el papel milimetrado.

Me recuerda un poco a un video de Jackass en el que los tipos se iban a un vecindario de Greenwich, en Connecticut, llamado Mianus (que en inglés se pronuncia exactamente igual que "mi ano"), y se dedicaban a hablar con los lugareños, dando lugar a jocosas situaciones como:

-¿Usted no vive en mi ano?
-¡Mirad! ¡hay una depuradora en mi ano!
-¿En serio? ¿Mel Gibson tiene una casa en mi ano?




Y aún diré más: si hacéis click en la primera foto (la de "Tucacas" no la de "Mianus") y la ampliáis, veréis que en el escaparate hay un expositor de cuadernos.

¿Marca? Parramón.

También da un juego estupendo:

-Por favor, deme un cuaderno Parramón.
-¿Pa quién?
-Parramón,
-Etc.

Creo que algún día me compraré un cuaderno Parramón en Tucacas. Os mantendré informados.

2 comentarios:

  1. Una vez vi una placa de "Asesores Mochales". Yo no me asesoro ahí ni loca, valga la redundancia.

    ResponderEliminar